Historias del Eterno Retorno

Willie DohertyRe-run, 2002.

Fernando Islas

Evidencias Cotejadas

Willie DohertySometimes I imagine it's my
turn
. 1998.

En principio, lo obvio: Willie Doherty utiliza el loop como eje monocorde de su obra. Se dirá que eso es moneda corriente en el videoarte, pero en Doherty las reiteraciones sobre las mismas escenas, una y otra vez, resultan provocativas, junto con los temas que trata. Segunda obviedad: las malas noticias siempre son las mejores. Compuesta por seis video-instalaciones, Out of position responde explícitamente a un intrincado propósito criminal. Inexactos en su poética, estos videos equivalen a encender luces oscuras en una caverna.

De entrada, en la nave principal del Laboratorio de Arte Alameda (LAA) una impactante secuencia muestra un cuerpo que yace en el campo, cerca de una maleza (Sometimes I imagine it's my turn) . Detrás de esta pieza (Passage), es posible ver a dos hombres que se cruzan en el camino, amenazantes, incrédulos. La capilla del LAA, por su parte, alberga la doble pieza The only good is a dead one, en donde una toma de una calle, en la noche, es la protagonista junto con lo que en un determinado tiempo sucede en ella. En otra pantalla, transversalmente dispuesta, una cámara fija registra el paso nocturno por una estrada perdida, en una zona campestre. El contraste con la ciudad es evidente y una voz en off arroja ligeras pistas: "Mientras mi asesino salta frente a mí, todo comienza a suceder en cámara lenta. Puedo verlo alzar el arma y no puedo hacer nada. Veo la misma escena desde distintos ángulos. Veo una secuencia de cortes rápidos mientras el coche gira para evitarlo y él comienza a disparar. El parabrisas estalla a mí alrededor. Veo un grupo de arbustos verdes delante de mí, iluminados por los faroles del coche...". ¿Alguna relación entre las tramas visuales de estas piezas?

Gente Peligrosa

Willie DohertyThey're All the Same, 1991.

Hay una suerte de relato amorfo en las piezas con voz en off de Willie Doherty. Tanto en la citada The only good..., pero sobre todo en los monólogos interiores Closure y Non-specific threat, el gesto dramático de sus protagonistas ofuscan de inmediato al espectador. Sus reflexiones son de cualquiera, no obstante de que se trata de situaciones íntimas. Precisamente éstas trascienden debido a los propios relatos, material frecuente en dramas violentos que van de la mano con un realismo social crudo que ha sido infeliz característica de nuestros tiempos . La obra de Willie Doherty muestra por igual a víctimas y victimarios: tienen lo que les corresponde; los atiende el derecho o la razón, y su celosa concepción de la justicia.

Paradójicamente, aquí lo importante no es cómo se dice, sino las aliteraciones que, aunque independientes en forma y fondo, son semilla de aislamiento, odio, venganza y soledad. Un raro sinsentido encapsula narrativa y visualmente a todas estas piezas, de efecto netamente circular. Si Dorherty fuera escritor de novela negra, fracasaría desde el manuscrito. Afortunadamente, el conjunto de ideas que plantea en estas video instalaciones dejan ver una suerte de ficción continua: un planteamiento y un nudo... sin desenlace. Por un lado, están los fundamentos de "un texto"; por otro, una parábola que provoca claustrofobia.

 

Sin Final Feliz

Pensemos en el espectador como lector. Imaginemos entonces a un lector común y corriente que no pide mucho, simplemente quiere llegar al punto final de su historia. Eso no es posible según Doherty, que asume la intriga como un lazo imposible de desanudar. Como la serpiente que se muerde la cola. La pieza Re-Run, por ejemplo, es una condena al eterno retorno. Un hombre corre (tiene mucho miedo) sobre un puente que seguramente separa a los pretendidos puntos enemigos. Quiere llegar al otro lado, pero no alcanza la meta. Corre más rápido sólo para llegar a donde partió. Una vez más inicia la carrera, quizás con más ganas. Falla de nuevo. Jamás llegará a su destino, pero tampoco habrá mayor desgracia. Vuelve a correr. No llega al final, sino al principio. Nunca para a descansar. No puede haber cierres en donde las aperturas no cesan. Doherty rechaza cualquier conclusión. Maldice a sus personajes con el mito de Prometeo encadenado.

The only good is a dead one, 1993.

Willie DohertyWillie DohertyNon-specific threat, 2004.

 

La Exposición Out of position de Willie Doherty
Se presenta en el Laboratorio de Arte Alameda, en el Centro Histórico de la Ciudad de México
Permenecerá abierta hasta el 28 de enero de 2007 

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 12.01.2007